Históricamente la deforestación va diezmando la vida de los grupos étnicos afectando también la gran diversidad de flora y fauna

¿QUÉ FUTURO QUEREMOS?

asi tan extensa como Europa, la Amazonia en el orden de recursos naturales como culturales es vital para el presente y futuro de la humanidad, suscitando un gran interés  geopolítico, socioeconómico y científico, no solamente del lado de las naciones que la conforman si no también, del mundo entero.

En las 4/7 partes de la superficie del subcontinente, la Amazonia dibuja en 7.8 millones de kilómetros cuadrados, el más gigantesco brócoli sobre la tierra, bañado por el mayor depósito de agua dulce del planeta; donde la flora y la fauna sumadas al sistema hidrológico, determinan uno de los factores fundamentales del equilibrio ecológico.

Es la Amazonia el pulmón de la tierra y los colombianos, heredamos buena porción de esta riqueza asociada también a la red de la riqueza en tiempo actual, llamada Biodiversidad.

Hasta aquí lo dicho resulta poco, de no mencionarse el desarrollo sostenible, donde lo social y ambiental caminen de la mano en procura de la autosuficiencia regional

reconociéndose  la   importancia   de  la naturaleza para el bienestar de todos. Lastimosamente, falta mano dura desde los gobiernos para el tránsito de la teoría a la práctica en lo que concierne a la conservación y protección de los recursos naturales y sus territorios, por una parte y de la otra, ojo visor al sobre poblamiento de los países en vía de desarrollo. Realidad que conlleva a incurrir en el uso indiscriminado e irresponsable    de los recursos naturales, acercando la Amazonia a un punto de no retorno donde quizás hoy, el único recurso natural renovable que crece silvestre por doquier, es el egoísmo, la malversación, la corrupción y la indiferencia por  los semejantes.

Necesitas ayuda? Chatea